Descargar
0 / 0

¿Jalid ibn al-Walid mató a Malik ibn Nuwayrah para poder casarse con su esposa?

Pregunta: 93204

Tengo una pregunta acerca de algo que leí en un sitio web chiita, donde dice que Jalid vio a la esposa de Malik – que era muy bella – y luego Malik le dijo a su esposa: “Me has matado”, en el sentido de “Me matarán por tu culpa”. al-Zamajshari, Ibn al-Azir, Abu’l-Fida y al-Zubaydi dijeron que Malik ibn Nuwayrah (que Allah esté complacido con él) le preguntó a su esposa el día que Jalid ibn Walid lo mató: ¿Me has matado?

¿Qué tan cierta es esta historia?

Alabado sea Dios, y paz y bendiciones sobre el Mensajero de Dios y su familia.

Alabado sea Allah

En primer lugar:

El noble Sahabi Jalid ibn al-Walid fue la Espada de Allah que
se desenvainó contra los mushrikin, y el líder de los muyahidin, (conocido
como) al-Qurashi al-Majzumi al-Makki. Se convirtió en musulmán en el año 7
de hégira, tras la conquista de Jaybar, o, también se dijo, que ocurrió
antes de ello. Murió en el año 21 de hégira y se lo conoce por muchas de sus
virtudes. Entre las más importantes de sus virtudes se encuentran las
siguientes:

1- 

Se narró de lo narrado por Anas (que Allah esté complacido
con él):

Que el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean
con él) anunció la muerte de Zayd, Ya’far y Ibn Rawahah al pueblo antes de
que les llegaran las noticias, y dijo: “Zayd tomó el estandarte y fue
muerto, luego Ya’far lo tomó (al estandarte) y fue muerto y finalmente Ibn
Rawahah lo tomó (al estandarte) y fue muerto,” y de sus ojos manaban
lágrimas “luego una de las espadas de Allah tomó el estandarte, y Allah
finalmente les concedió la victoria”. 

Narrado por al-Bujari (4262). 

2- 

Se narró que ‘Amr ibn al-‘As (que Allah esté complacido con
él) dijo:

El Mensajero de Allah (que la paz y las bendiciones de Allah
sean con él) no consideraba a ninguno de sus compañeros como iguales ni a mí
ni a Jalid ibn al-Walid desde el día en que nos convertimos en musulmanes”. 

Narrado por al-Hakim en al-Mustadrak (3/515) y por Abu Ya’la
en al-Musnad (13/274). Al-Hayzami dijo en Mayma’ al-Zawa’id (9/350): sus
hombres son ziqat. 

En segundo lugar: 

Este noble Sahabi ha sido expuesto a calumnias y
tergiversaciones por algunos de los orientalistas que aceptaron todos los
reportes sin mediar investigación ni análisis, que habían sido inventados
por algunos grupos de chiítas, originados en el odio por este Sahabi quien
fue un excelso opositor contra los kuffar y protector del estado musulmán
durante la época de los Califas Debidamente Orientados. Entre estas
calumnias se encuentra la famosa historia en la cual Jalid mata a Malik ibn
Nuwayrah y se casa con su esposa Layla bint Sinan. 

Malik ibn Nuwayrah fue conocido como Abu Hanzalah; fue un
poeta y un caballero, uno de los caballeros de Banu Yarbu’, y el Profeta
(que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) lo utilizó para ayudarlo
a cobrar el zakah de su pueblo. 

Los reportes históricos concuerdan en cierta medida en que
Malik ibn Nuwayrah fue muerto por alguna de las tropas de Jalid ibn
al-Walid, y que después de su muerte Jalid se casó con su esposa Layla bint
Sinan. 

En cuanto a la razón por la que Malik ibn Nuwayrah fue muerto
y las circunstancias en torno a este incidente, los reportes son variados;
sin embargo, la mayoría de los historiadores precursores que registraron
este incidente, como al-Waqidi, Ibn Ishaq, Wuzaymah, Sayf ibn ‘Umar, Ibn
Sa’d, Jalifah ibn Jayyat y otros, manifiestan que Malik ibn Nuwayrah se
rehusó a pagar el zakah y no entregó los camellos del zakah, y no le
permitió a su pueblo pagarlo, lo que obligó a Jalid a matarlo, sin prestar
atención a su aseveración de que era musulmán y que oraba regularmente. 

Ibn Salam dijo en Tabaqat Fuhul al-Shu’ara’ (172): 

El punto en el existe consenso es que Jalid discutió con él y
que Malik accedió a orar pero se negó a pagar el zakah. Fin de la cita. 

Al-Waqidi dijo en al-Riddah (107-108): 

Luego Jalid ordenó que trajeran a Malik ibn Nuwayrah para
ejecutarlo y Malik preguntó: ¿Vas a matarme cuando soy un musulmán que ora
mirando a la qiblah? Jalid le respondió: Si fueras un musulmán, no te
habrías negado a pagar el zakah y no habrías obligado a tu pueblo a hacerlo.
Fin de la cita. 

Esto fue narrado también por muchos de los historiadores
posteriores, como al-Tabari, Ibn al-Azir, Ibn Kazir, al-Dhahabi y otros. 

Algunos reportes hablan de la relación entre Malik ibn
Nuwayrah y la mujer Sayyah que afirmaba ser profetisa, y también mencionan
algunas declaraciones desafortunadas de Malik ibn Nuwayrah, de las cuales
puede interpretarse que había apostatado la religión del Islam, como
mencionó Ibn Kazir en al-Bidayah wa’l-Nihayah (6/322). Dijo: 

Se dijo que Jalid llamó a Malik ibn Nuwayrah y le advirtió
que no siguiera a Sayyah y que no se negara a pagar el zakah. Preguntó:
¿Acaso no sabes que es el compañero de la oración? Malik respondió: Tu
compañero solía decir eso. Preguntó: ¿Es nuestro compañero pero no el tuyo?
Oh, Dirar, ejecútalo y fue ejecutado. Fin de la cita. 

¿Por qué algunos de los Sahabah critican a Jalid por haber
matado a Malik ibn Nuwayrah como lo hicieron ‘Umar ibn al-Jattab y su hijo
‘Abd-Allah, y Abu Qatadah al-Ansari? 

La razón puede encontrarse en algunos reportes. Al parecer,
la postura de Malik ibn Nuwayrah respecto del zakah era ambigua al principio
y no desmentía expresamente que fuera obligatorio pero no lo pagaba, por lo
que estos Sahabah no estaban seguros sobre cuál era su opinión al respecto.
Sin embargo, Jalid ibn al-Walid lo acusó y lo mató. Como aparentemente Malik
ibn Nuwayrah era un musulmán y oraba, Jalid no debería haberse precipitado y
debería haber investigado el tema un poco más y averiguar si Malik ibn
Nuwayrah podría haber cambiado de opinión respecto del zakah. Es por ello
que algunos de los Sahabah (que Allah esté complacido con ellos) lo
denunciaron. 

Dice en al-Bidayah wa’l-Nihayah de Ibn Kazir (que Allah se
apiade de él) (6/322): 

Jalid envió las tropas a al-Battah, para atraer a la gente
hacia el Islam, y los líderes de Banu Tamim se acercaron a él, escuchándolo
y obedeciéndolo, y pagaron el zakah, todos menos Malik ibn Nuwayrah.
Pareciera como que no estaba seguro de qué hacer y dudaba. Las tropas fueron
a buscarlo y lo apresaron a él y a sus compañeros, pero los soldados no
lograron llegar a un acuerdo sobre qué hacer con ellos. Abu Qatadah al-Hariz
ibn Rib’i al-Ansari atestiguó que oraban; sin embargo, otros dijeron que no
cumplían con el adhan ni oraban. Fin de la cita. 

Como Malik ibn Nuwayrah era uno de los líderes y de los
nobles de su pueblo, y su postura no estaba clara al principio, su hermano
Mutammim ibn Nuwayrah le manifestó a Abu Bakr al-Siddiq (que Allah esté
complacido con él) su disgusto respecto de lo que Jalid había hecho, y
reprochó a Jalid y dijo que había cometido un error al precipitarse a matar
a Malik ibn Nuwayrah sin consultarlo con Abu Bakr al-Siddiq y los Sahabah
ancianos (que Allah esté complacido con ellos). 

Jalifah ibn Jayyat (1/17) narró: 

‘Ali ibn Muhammad nos narró de lo narrado por Abu Dhi’b de lo
narrado por al-Zuhri de lo narrado por Salim que su padre dijo: Abu Qatadah
acudió a Abu Bakr y le dijo que habían matado a Malik y a sus compañeros,
motivo por el cual estaba muy disgustado, Abu Bakr le escribió a Jalid y le
dijo que fuera donde él. Abu Bakr dijo: Lo peor que Jalid pudo haber hecho
es tomar la decisión equivocada. Abu Bakr reincorporó a Jalid y pagó la
diyah por Malik ibn Nuwayrah y dejó ir a los prisioneros y les restituyó sus
riquezas. Fin de la cita.

Ibn Hayar dijo en al-Isabah (5/755): 

Su hermano Mutammim acudió a Abu Bakr y elogió a su hermano y
lo instó a pagar la diyah y a dejar ir a los prisioneros; entonces, Abu Bakr
liberó a los prisioneros. Al-Zubayr ibn Bakkar dijo que Abu Bakr le ordenó a
Jalid divorciarse de la esposa de Malik, y ‘Umar reprendió duramente a Jalid
por el caso de Malik, pero Abu Bakr lo perdonó. Fin de la cita. 

Esto es todo lo que puede decirse acerca de la historia de
cómo Jalid ibn al-Walid mató a Malik ibn Nuwayrah. Talvez hizo lo correcto
al matarlo por rehusarse a pagar el zakah negar su obligatoriedad después de
la muerte del Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) o
quizás Jalid cometió un error al precipitarse a matarlo cuando debería haber
profundizado en el tema y procurado pruebas. Sea cual fuere el caso, no se
trata de una calumnia en contra de Jalid (que Allah esté complacido con
él). 

Ibn Taymiyah (que Allah se apiade de él) dijo en Minhay al-Sunnah
(5/518): 

No se sabe si la sangre de Malik ibn Nuwayrah estaba
protegida por la shari’ah y no tenemos pruebas de que así sea. Todo lo que
puede decirse acerca de la historia de Malik ibn Nuwayrah es que su sangre
estaba protegida y que Jalid lo mató a raíz de un error de juicio. Esto no
significa que estaría permitido matar a Jalid (en represalia), como sucedió
cuando Usamah ibn Zayd mató al hombre que dijo La ilaha ill-Allah, el
Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) le preguntó:
“Oh, Usamah, ¿Acaso lo mataste después de que dijera La ilaha ill-Allah? Oh,
Usamah, ¿Acaso lo mataste después de que dijera La ilaha ill-Allah? Oh,
Usamah, ¿Acaso lo mataste después de que dijera La ilaha ill-Allah?” Lo
denunció por haberlo matado pero no ordenó que lo mataran en represalia ni
le exigió que pagara la diyah ni le ofreció expiación alguna. 

Muhammad ibn Yarir al-Tabari y otros narraron de lo narrado
por Ibn ‘Abbas (que Allah esté complacido con él) que este versículo:
“y no digáis a quien manifiesta
tener fe: ¡Tú no eres creyente!’” [al-Nisa’
4:94] – fue revelado en relación con Mardas, un hombre de Ghatafan.
El Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) envió un
ejército a su pueblo, cuyo líder era Ghalib al-Layzi, y sus compañeros
huyeron pero él no huyó y dijo: Soy creyente. La caballería fue hacia donde
estaba y él los saludó con un salam pero lo mataron y tomaron sus ovejas.
Luego Allah reveló este versículo y el Mensajero de Allah (que la paz y las
bendiciones de Allah sean con él) ordenó que se le devolvieran sus riquezas
a su pueblo y que se les pagara la diyah por él, y les prohibió a los
creyentes hacer ese tipo de cosas. De igual manera, Jalid ibn al-Walid mató
a Banu Judhaymah como resultado de un error de juicio y el Profeta (que la
paz y las bendiciones de Allah sean con él) levantó las manos y dijo: “Oh,
Allah, repudio ante Ti lo que Jalid ha hecho.” Y, sin embargo, el Profeta
(que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) no lo ejecutó por haber
actuado en base a un juicio errado. Como el Profeta (que la paz y las
bendiciones de Allah sean con él) no lo ejecutó a pesar de que había matado
a más de uno de los musulmanes de Banu Judhaymah a raíz de un error de
juicio, lo más lógico era que Abu Bakr no lo ejecutara por matar a Malik ibn
Nuwayrah. 

La acusación de que Jalid ibn al-Walid (que Allah esté
complacido con él) mató a Malik ibn Nuwayrah para poder casarse con su
esposa porque la deseaba aparentemente sería una acusación anticipada que
Malik y algunos de sus compañeros ya habían hecho, pero no existen pruebas
claras al respecto. Más bien parece que lo dijo para ocultar la verdadera
razón por la que fue muerto: negarse a pagar el zakah. Esto se desprende de
la discusión entre Jalid y Malik que narró al-Waqidi.

Al-Waqidi dijo en Kitab al-Riddah (107-108):

Malik ibn Nuwayrah giró hacia su esposa y luego preguntó: Oh,
Jalid, ¿me matarás por esto?

Jalid respondió: No te mataré por eso sino por la causa de
Allah, por haber renegado de la religión de Allah y por negarte a entregar
los camellos del zakah, y por ordenarle a tu gente no pagar el zakah de sus
riquezas que les corresponde. Luego, Jalid ordenó que lo trajeran y que lo
ejecutaran.

Se dijo que Jalid ibn al-Walid se casó con la esposa de Malik
y consumó el matrimonio con ella, y los sabios están de acuerdo con esta
versión. Fin de la cita.

Al-Hafid Ibn Hayar dijo en al-Isabah (5/755):

Zabit ibn Qasim narró en al-Dala’il que Jalid vio a la esposa
de Malik – que era muy hermosa – y que, a continuación, Malik le dijo a su
esposa: ¡Me has matado! Queriendo decir: Me matarán por tu culpa.

Lo dijo como una especulación. Y luego sucedió que lo
mataron. Pero no lo mataron por culpa de la mujer, como él pensaba. Fin de
la cita.

Ibn Hajar al-Haytami dijo en al-Sawa’iq al-Muhriqah (1/91): 

Lo correcto es que Jalid no merecía ser ejecutado porque
Malik apostató y le devolvió a su pueblo su zakah cuando se enteró de la
muerte del Mensajero de Allah, como hicieron los apóstatas, y el hermano de
Malik lo reconoció ante ‘Umar. 

El hecho de haberse casado con su esposa talvez se debió a
que su ‘iddah terminó al dar a luz inmediatamente después de su muerte o
quizás se debió que ella se encontraba detenida en su hogar después del
término de su ‘iddah de acuerdo con la tradición Yahili. Sea como fuere,
Jalid era un hombre demasiado devoto como para que alguien pensara que haría
algo tan vergonzoso que no fue hecho ni por el menos creyente de todos,
entonces ¿Qué hay de la Espada de Allah que fue desenvainada contra Sus
enemigos? La decisión de Abu Bakr fue acertada; no así lo que le sugirió
‘Umar. Esto está respaldado por el hecho de que cuando ‘Umar fue nombrado
califa, no procesó a Jalid ni lo reprendió, y nunca le mencionó este asunto,
por lo que se sabe que se dio cuenta de que lo que Abu Bakr había hecho era
lo correcto, y se retractó de su oposición. De lo contrario, no habría
pasado por alto el asunto cuando tuvo el poder y la autoridad para hacer
algo al respecto, porque tenía temor de Allah y no pondría en riesgo Sus
límites sagrados. Fin de la cita. 

El Dr. ‘Ali al-Sallabi dijo en su libro Abu Bakr al-Siddiq
(219):

 En conclusión, están aquellos que acusaron a Jalid por
casarse con Umm Tamim inmediatamente después de que cayera en sus manos,
porque no podía ser paciente frente a su belleza y a su deseo por ella, en
cuyo caso su matrimonio con ella – Allah no lo quiera – habría sido un acto
de inmoralidad. Se trata de una opinión recientemente inventada que no tiene
valor pues las fuentes clásicas no hacen referencia alguna a ella. Por el
contrario, es opuesta a los textos claros. Al-Mawardi dijo en al-Ahkam al-Sultaniyyah
(47) que lo que hizo que Jalid matara a Malik fue su negativa a pagar el
zakah, lo que le permitió derramar su sangre. Por lo tanto, el acuerdo
matrimonial entre él y Umm Tamim quedó anulado, y las reglas para las
esposas de los apóstatas, si viven en dar al-harb, es que deben quedar
detenidas como prisioneras, no que deben ser muertas, según indica al-Sarjasi
en al-Mabsut (10/111). Cuando Umm Tamim fue llevada como prisionera, Jalid
la eligió para quedarse con ella, y cuando se le permitió, consumó su
matrimonio con ella, según se expresa en al-Bidayah wa’l-Nihayah. 

El Sheik Ahmad Shakir hizo comentarios sobre este asunto,
diciendo: Jalid la tomó y mantuvo relaciones con ella como concubina porque
era una prisionera, y la ‘iddah no cuenta en el caso de los prisioneros; sin
embargo, es absolutamente haram que su amo se le aproxime si está
embarazada, antes de dar a luz o, si no está embarazada, antes de que haya
tenido un período menstrual. Luego, puede tener relaciones con ella y esto
es algo que está permitido conforme a la shari’ah y nadie lo criticó, salvo
sus enemigos que le llevaban la contra y vieron la oportunidad y se
aprovecharon y comenzaron a afirmar que Malik ibn Nuwayrah era un musulmán y
que Jalid lo había matado para quedarse con su esposa. Lo que dicen respecto
de que se casó con su esposa en la noche de su muerte no ha sido probado. Si
fuera probado, podría haber una manera de explicarlo de manera tal que Jalid
no fuera lapidado. Los fuqaha’ tienen diferentes opiniones respecto de la ‘iddah
de una mujer cuyo marido ha muerto: ¿Es necesaria cuando el marido es kafir?
Existen dos posturas. También tienen diversas opiniones respecto a si una
mujer dhimmi tiene la obligación de respetar la ‘iddah tras la muerte de su
marido. Existen dos posturas muy conocidas entre los musulmanes, a
diferencia de la ‘iddah tras un divorcio. La razón está dada por las
relaciones sexuales. Son necesarias cuando el útero está vacío. En cuanto a
la ‘iddah tras la muerte del marido, se exige tan pronto como se celebra el
acuerdo matrimonial. Si el marido muere antes de consumar el matrimonio con
la mujer ¿la mujer debe o no respetar la ‘iddah tras la muerte de un marido
kafir? Existen opiniones diferentes al respecto. Lo mismo se aplica para el
caso en que el marido sí consumó el matrimonio con la mujer y ella tuvo un
período menstrual después de la consumación.

 Esto rige si el marido era originariamente un kafir. En
cuanto al apóstata, si es muerto o muere durante su apostasía, de acuerdo
con la opinión de al-Shafi’i, Ahmad, Abu Yusuf y Muhammad, no es necesario
que la mujer respete la ‘iddah de una mujer cuyo marido ha muerto; en
cambio, debe respetar la ‘iddah del divorcio irrevocable, porque el
matrimonio se anuló en el momento en que su marido apostató. Esta separación
no constituye un divorcio (talaq) de acuerdo con al-Shafi’i y Ahmad, pero sí
constituye un divorcio (talaq) según Malik y Abu Hanifah; por lo tanto, no
la obligaron a respetar la ‘iddah de alguien cuyo marido ha muerto sino la
‘iddah del divorcio irrevocable. Si él no consumó el matrimonio con ella,
entonces ella no está obligada a respetar la ‘iddah, al igual que tampoco
está obligada a respetar la ‘iddah posterior a un divorcio (talaq) en ese
caso.

 Se sabe que Jalid mató a Malik ibn Nuwayrah porque creyó que
era un apóstata. Si él no había consumado el matrimonio con su esposa, ella
no estaba obligada a respetar la ‘iddah de acuerdo con la opinión de la
mayoría de los sabios, y si él había consumado el matrimonio, ella debía
esperar a tener un ciclo menstrual para determinar que el útero estaba
vacío, y no una ‘iddah completa, de acuerdo con la opinión de un grupo de
sabios; según la opinión del otro grupo, debía esperar a tener tres ciclos.
Si él era kafir, su esposa no tenía la obligación de respetar la ‘iddah tras
la muerte del marido, según la opinión de un grupo de sabios, y si debía
determinar que el útero estaba vacío, para lo cual debía esperar a tener un
ciclo, entonces es posible que ya hubiera menstruado. Algunos fuqaha’
consideran que un ciclo es suficiente para determinar que el útero está
vacío, de manera tal que si ella se encontraba en el final de sus menstruos,
podía tomárselo como prueba de que su útero estaba vacío.

 En conclusión, no sabemos si este asunto tuvo lugar de un
modo que no deja margen para la iytihad y hacer acusaciones de este tipo es
propio de quienes hablan sin saber y eso es algo que está prohibido por
Allah y Su Mensajero. Fin de la cita.

 Y Allah sabe mejor.

Origen

Islam Q&A

at email

Suscripción al servicio postal

Estamos felices de suscribirnos a la lista de correo para recibir actualizaciones nuevas y periódicamente

phone

Aplicación de Islam Q & A

Acceso más rápido al contenido y capacidad para navegar sin internet

download iosdownload android
at email

Suscripción al servicio postal

Estamos felices de suscribirnos a la lista de correo para recibir actualizaciones nuevas y periódicamente

phone

Aplicación de Islam Q & A

Acceso más rápido al contenido y capacidad para navegar sin internet

download iosdownload android