Descargar
0 / 0
45717/12/2018

¿Perseguir los asuntos mundanos causa estrés y preocupaciones?

Pregunta: 297658

Escuché esto en un video, ¿qué tan auténtico es?: "Quien le pide a Al-lah algún asunto mundano, recibirá la misma cantidad de preocupaciones y estrés".

Resumen de la respuesta

La frase mencionada en la pregunta no fue dicha por el Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él), y no hay ningún reporte correcto de él que sugiera que no está permitido hacer du’a por lo que es bueno en este mundo, por lo tanto no es correcto decir que pedir lo que es bueno en este mundo traerá preocupaciones y estrés. Más bien lo que se ha narrado es una advertencia contra distraerse con preocupaciones mundanas del más allá, o buscar ganancias mundanas de maneras que no son permisibles.

Alabado sea Dios, y paz y bendiciones sobre el Mensajero de Dios y su familia.

En primer lugar, en cuanto a esta afirmación con este significado general, es indudablemente falsa, porque la gente siempre ha rogado a su Señor y Le ha suplicado por el bien de algunos de sus asuntos religiosos y mundanos.

No hay nada en las enseñanzas islámicas que prohíba procurar lo que es bueno en este mundo o prohíba esforzarse por ello. Más bien, lo que está prohibido y es censurable es que una persona no se preocupe por el más allá, no haga ningún esfuerzo por él ni tenga interés en él; y que toda su preocupación, esfuerzo y súplica vayan dirigidos a este mundo y lo que contiene.

Al-lah, Glorificado y Exaltado sea, dijo en el Corán (lo que en español se interpreta así): {Y cuando hayan completado sus ritos, recuerden a Al-lah ensalzándolo de una manera similar a como recuerdan y exaltan a sus antepasados (con orgullo), pero háganlo aún con más fuerza. Hay gentes que dicen: “¡Señor, concédenos prosperidad en esta vida!”, pero esos no recibirán su parte en la otra (porque solo se preocuparon por la vida mundanal y descuidaron la eterna). Y hay quienes dicen: “¡Señor, concédenos prosperidad en esta vida y en la otra, y protégenos del castigo del fuego!”. Esos recibirán su parte por lo que sus buenas acciones merezcan. Y Al-lah es rápido en la retribución de Su recompensa} [Corán 2:200-202].

Se citó que Anas Ibn Malik dijo: "Un hombre se acercó al Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) y le dijo: ‘Oh, Mensajero de Al-lah, ¿qué súplica es mejor?’. Dijo: ‘Pídele perdón a tu Señor y bienestar en esta vida y en la otra’. Al día siguiente, vino y dijo: ‘Oh, Mensajero de Al-lah, ¿qué súplica es mejor?’. Dijo: ‘Pídele perdón a tu Señor y bienestar en esta vida y en la otra’. Al tercer día llegó y dijo: ‘Oh, Profeta de Al-lah, ¿qué súplica es la mejor?’. Dijo: ‘Pídele perdón a tu Señor y bienestar en esta vida y en la otra; porque si se te perdona y se te concede el bienestar en esta vida y en la otra, habrás tenido éxito’". Citado por Ibn Mayah (3846) y otros; clasificado como sahih por Al Albani.

Se cita de Anas Ibn Malik (que Al-lah esté complacido con él) que se le dijo: "Tus hermanos han venido a ti desde Basora, y en ese momento él estaba en Az-Zawiah, para que puedas rogar a Al-lah por ellos". Dijo: "Que Al-lah nos perdone, tenga misericordia de nosotros y nos dé en este mundo lo que es bueno y en el más allá lo que es bueno, y nos proteja del Fuego". Le pidieron que dijera más, así que dijo algo similar, y luego dijo: “Si se te concede esto, entonces se te ha concedido todo lo que es bueno en este mundo y en el más allá” (citado por Al Bujari en Ad-Adab Al Mufrad, 633; clasificado como sahih por Al Albani).

Como verás, este hadiz indica, al contrario de lo que piensas, que definitivamente está prescrito ofrecer una súplica pidiendo a Al-lah por los asuntos mundanos.

Se cita de 'Aishah que el Mensajero de Al-lah (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) le enseñó la siguiente súplica: “Al-lahumma inni as'aluka min al jairi kul-lihi, 'ayilihi wa ayilihi, ma 'alimtu minhu wa ma lam a'lam. Wa a'udhu bika min ash-sharri kul-lihi, 'ayilihi wa ayilihi, ma 'alimtu minhu wa ma lam a'lam. Al-lahumma inni as'aluka min jairi ma sa'alaka 'abduka wa nabi-iuka, wa a'udhu bika min sharri ma 'adha bihi 'abduka wa nabi-iuka. Al-lahumma inni as'aluka al yannata wa ma qarraba ilaiha min qawlin aw 'amal, wa a'udhu bika min an-nari wa ma qarraba ilaiha min qawlin aw 'amal, wa as'aluka an tay'al kul-la qada'in qadaitahu li jairan” (Oh, Al-lah, Te pido por todo lo que es bueno, ahora y en el futuro, que conozco y que no conozco. Y busco refugio en Ti de todo mal, ahora y en el futuro, que conozco y que no conozco. Oh, Al-lah, te pido el bien que Tu siervo y Profeta te pidió, y busco refugio en Ti del mal del que Tu siervo y Profeta buscó refugio. Oh, Al-lah, te pido el Paraíso y aquello que acerca a él, de palabra y de obra; y busco refugio en Ti del Infierno y de aquello que acerca a él, de palabra y de obra. Y te pido que hagas bueno todo decreto que decretes acerca de mí).

Se narró que Anas dijo: "Llegué un día a mi casa y el Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) estaba allí, y no había nadie excepto yo, mi madre y Umm Haram, mi tía materna. El había entrado en nuestra casa y nos dijo: ‘¿Los dirijo en el rezo?’. Y eso no fue para ninguno [de los cinco rezos diarios]. Un hombre que estaba presente [cuando se narró este hadiz] dijo: ‘¿Dónde hizo que Anas se parara?’. Dijo: ‘Lo hizo parar a su derecha, luego nos guio en el rezo, luego ofreció una súplica por nosotros, los miembros de la casa, pidiendo todo lo bueno en este mundo y en el más allá. Mi madre dijo: Oh, Mensajero de Al-lah, tu pequeño sirviente [refiriéndose a Anas]; ruega a Al-lah por él’. Así que oró por todo lo bueno para mí, y al final de su súplica dijo: Oh Al-lah, concédele muchas riquezas y muchos hijos, y bendícelo’” (citado por Al Bujari en Al Adab Al Mufrad, 88; clasificado como sahih por Al Albani).

Segundo, lo censurable en ese sentido son dos cosas:

1. Lo primero, es cuando este mundo es todo lo que a una persona le importa y por lo que se esfuerza, como se dijo anteriormente, y no tiene interés en el más allá y no se esfuerza por él. Es entonces, cuando su súplica —que es una de las mejores maneras de acercarse a Al-lah, es un acto de adoración y uno de los mejores medios para lograr lo que uno busca— se centra solo en los asuntos mundanos.

Se narró de Ubai Ibn Ka'b que el Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: "Den buenas nuevas a esta comunidad de prominencia, victoria y prevalencia. Cualquiera de ellos que haga una acción relacionada con el más allá para obtener ganancias mundanas, no tendrá parte en el más allá" (citado por Ahmad, 21223, y otros; clasificado como sahih por Al Albani).

Se narró que Zaid Ibn Zabit (que Al-lah esté complacido con él) dijo: "Escuché al Mensajero de Al-lah (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) decir: ‘Quien se concentre solo en este mundo, Al-lah confundirá sus asuntos y le hará temer la pobreza constantemente, y no obtendrá nada de este mundo excepto lo que ha sido decretado para él. A quien esté enfocado en la otra vida, Al-lah le arreglará sus asuntos y lo hará sentir contento con su suerte; y su provisión y ganancias mundanas sin duda vendrán a él" (citado por Ibn Mayah, 4105; clasificado como sahih por Al Albani).

Por lo tanto, una de las súplicas del Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) fue pedirle a Al-lah que este mundo no fuera su principal preocupación y objetivo.

Se narró que Ibn 'Umar dijo: "El Mensajero de Al-lah (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) rara vez se levantaba para salir de una reunión antes de ofrecer esta súplica por sus Sahabas: "Oh, Al-lah, concédenos una parte de temor de Ti que nos evite desobedecerte, y una parte de obediencia y acciones rectas que nos permitan alcanzar Tu Paraíso, y una parte de fe cierta que nos capacitará para soportar las calamidades de este mundo. Concédenos el beneficio de nuestra audición, vista y buena salud a lo largo de nuestra vida, y que disfrutemos de ellos hasta el último momento de nuestra vida. Permítenos ajustar cuentas con aquellos que nos han hecho daño, y concédenos la victoria sobre aquellos que se nos oponen. No permitas que nos sobrevenga la calamidad en nuestra fe, no permitas que este mundo sea nuestra principal preocupación ni hagas de él todo lo que conocemos, y no envíes contra nosotros a aquellos que no nos muestren misericordia" (citado por At-Tirmidhi, 3502; clasificado como bueno por Al Albani).

2. El segundo asunto censurable es: cuando una persona es presa del amor por este mundo, hasta el punto de que no le importa si busca ganancias mundanas a través de medios halal o haram.

Se narró que Abu Umamah dijo: "El Mensajero de Al-lah (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él) dijo: ‘Yibril me inspiró que ningún alma morirá hasta que haya completado el tiempo asignado y haya recibido su provisión en su totalidad. Sean moderados en la búsqueda de la provisión, y ninguno de ustedes permita que el pensamiento de que la provisión tarda en llegar le impulse a buscarla por medios pecaminosos, porque lo que está con Al-lah no puede alcanzarse sino mediante la obediencia a Él’" (citado por Abu Nu'aim en Al Hiliah, 26/10, y otros; clasificado como sahih por Al Albani).

Basándonos en estos dos puntos, distraerse con las preocupaciones mundanas olvidándose del más allá, y buscar las ganancias mundanas por cualquier medio disponible, sin importarnos si es halal o haram, así es como debemos entender la advertencia contra esforzarnos por los asuntos mundanos o suplicar por los asuntos mundanos solamente.

Abu Mu'awiah Al Aswad dijo: "Aquel para quien este mundo es su principal preocupación, sufrirá una larga preocupación y angustia en el más allá".

Maslamah Ibn 'Abdul-Malik dijo: "Aquellos que sentirán la menor angustia en el más allá son aquellos que tienen menos preocupaciones y estrés en este mundo". Ambos hadices fueron citados por Ibn Abid-Dunia en Dhamm Ad-Dunia (283, 284).

Conclusión

Las palabras mencionadas en la pregunta no fueron mencionadas con seguridad por el Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él), y no hay ningún hadiz sólido de él que sugiera que no está permitido ofrecer súplica por lo que es bueno en este mundo, por lo que no es correcto decir que rogar por lo que es bueno en este mundo traerá preocupaciones y estrés.

Más bien, lo que se ha narrado es una advertencia en contra de distraerse con las preocupaciones mundanas olvidándose del más allá, o buscar ganancias mundanas en formas que no son permisibles.

Y Al-lah sabe más.

Origen

Islam Q&A

at email

Suscripción al servicio postal

Estamos felices de suscribirnos a la lista de correo para recibir actualizaciones nuevas y periódicamente

phone

Aplicación de Islam Q & A

Acceso más rápido al contenido y capacidad para navegar sin internet

download iosdownload android
at email

Suscripción al servicio postal

Estamos felices de suscribirnos a la lista de correo para recibir actualizaciones nuevas y periódicamente

phone

Aplicación de Islam Q & A

Acceso más rápido al contenido y capacidad para navegar sin internet

download iosdownload android